23 – Parque Ibirapuera – por Gilberto Calixto Rios